Sonus Faber Lumina I

Ya tenemos en demo permanente en MP20 Hifi los nuevos minimonitores de Sonus Faber, las Lumina I

Como bien afirman sus creadores, la Lumina I es la caja acústica High End pasiva más compacta de su categoría, pero para nosotros lo más relevante es que estamos ante una Sonus Faber como la copa de un pino que además está al alcance de todos los bolsillos. Un sistema de altavoces extraordinariamente atractivo por la elegancia discreta de su diseño, la calidad evidente de su construcción y los materiales empleados en la misma, el refinamiento de su tecnología y la versatilidad de  un sonido que invita a dejarse llevar por la música.

Sonus Faber Lumina I nogal

Todo ello es aderezado por una espléndida polivalencia tanto en términos de integración en todo tipo de salas como de aplicación, por cuanto las esencias innegablemente audiófilas de la Lumina I no le impiden que se sienta igual de a gusto reproduciendo un cuarteto de cuerda, una banda de rock o los efectos ambientales de una superproducción cinematográfica.

¿Por qué Sonus Faber?

Mucho ha llovido desde que la más admirada e imitada de las firmas italianas especializadas en cajas acústicas vio la luz por vez primera en el ya lejano 1983. Casi cuatro décadas después, la empresa con sede en Arcugnano, una pequeña y preciosa localidad situada muy cerca de Vicenza, en el próspero nordeste italiano, sigue siendo fiel a su nombre, que significa “Sonido hecho a mano”. Un sonido que se ha ido modulando a través de mejoras técnicas, a veces sutiles, a veces drásticas, en recintos, altavoces y filtros divisores de frecuencias, pero que ha mantenido intacta su inconfundible musicalidad incluso en aquellos modelos pensados para las aplicaciones de Cine en Casa más exigentes.

Colores disponibles en Sonus Faber Lumina I

Todo ello, por supuesto, manteniéndose fiel a unos principios estéticos en los que la belleza de las formas –en la mejor tradición de excelencia y buen gusto italianos- ha corrido pareja a la selección de materiales de alta calidad con un calculado punto de lujo. Pero hay más, porque el éxito de Sonus Faber le ha permitido ir afianzando poco a poco una estructura productiva que, a pesar de ser cada vez más avanzada en lo industrial/tecnológico, sigue concediendo una importancia crucial a la componente humana, a lo artesanal

Lumina I en color negro

Una operativa que se aplica tanto a los modelos de referencia absoluta como a los de gama básica, entendidos estos últimos como un “entry level” en audio High End y cuya expresión más reciente se materializa en la flamante “colección” Lumina, a la que pertenece la protagonista del presente blog.

¿Por qué Sonus Faber Lumina I? ¿Qué la hace diferente?

El término Lumina, que significa “Luz” –también “fuente de energía y vida”- en latín, representa la propuesta más novedosa de Sonus Faber, en este caso encaminada a poner la magia de la firma al alcance de un número de aficionados lo más amplio posible.

Una propuesta que juega con las tres siglas del mencionado término para convertirlas en un acrónimo que combina tres conceptos consustanciales al “ethos” de la marca italiana: LUjo, MInimalismo y NAturalidad. Lujo entendido como una experiencia sonora en la que la naturalidad marca la diferencia con respecto a realizaciones donde la componente emocional del sonido brilla por su ausencia, y que, en la firma de Arcugnano, constituye poco menos que su razón de ser, gracias a una tradición que marida materiales altamente refinados y esa componente artesanal a la que antes hemos hecho referencia.

Conexiones Sonus Faber Lumina I

Minimalismo porque en su condición de producto “entry level” firmado por Sonus Faber, la gama Lumina recurre a una depurada estética que combina recintos de geometría cuadrada con materiales que reflejan la identidad de la marca, caso de la madera auténtica multicapa y el icónico revestimiento de piel utilizados en el panel frontal, pero también de los anillos de cromo que rodean los altavoces y los exquisitos terminales de conexión bañados en níquel.

Quizá las más importantes, las dos últimas siglas del “acrónimo” LUMINA hacen referencia a la naturalidad sonora consustancial a  Sonus Faber. Una naturalidad fruto de años y años de lograda mezcla de altavoces hechos a medida y filtros divisores de frecuencias con topologías circuitales exclusivas, componentes de grado audiófilo y afinado a oído y que, en esta nueva gama, bebe de una experiencia única combinada con transductores importados de la serie Sonetto y otros diseñados y fabricados exclusivamente para ella.

Filtro Sonus Faber Lumina I

“Menos es más” sólo en lo formal, no en refinamiento técnico

La Sonus Faber Lumina I, es extraordinariamente compacta hasta el punto de ser la caja acústica High End más pequeña de su categoría actualmente disponible en el mercado, la Lumina I combina armoniosamente los elementos conceptuales clave de Sonus Faber a los que acabamos de hacer referencia con una espléndida polivalencia Alta Fidelidad/Cine en Casa y una facilidad de ubicación excepcional, gracias no sólo a sus reducidas dimensiones, sino también a su puerto bass-reflex de emisión inferior.

Haciendo honor a ese “menos es más” que tan bien refleja la idea de minimalismo bien entendido y al lema “El sabor de la simplicidad” con que la marca ha querido reflejar el alma de la “colección” Lumina, la Lumina I utiliza una configuración bass-reflex de 2 vías y 2 altavoces.

En concreto, tenemos uno de los icónicos tweeters de cúpula de seda revestida a mano D.A.D. (Damped Apex Dome) de 29 mm de diámetro utilizados en la antes mencionada gama Sonetto y un “midwoofer” de nuevo desarrollo equipado con un cono multifibra de 120 mm de diámetro, siendo el conjunto gestionado por un filtro divisor de frecuencias ejecutado con componentes de grado audiófilo.

Serie Lumina de Sonus Faber

El resultado es una caja acústica con una increíblemente generosa –si tenemos en cuenta las dimensiones del recinto- curva de respuesta en frecuencia (65-24.000 Hz) y una impedancia nominal de 4 ohmios que, asociada a una electrónica de amplificación capaz de entregar entre 30 y 100 vatios continuos por canal, ofrece un sonido sencillamente delicioso.

Altavoces para exteriores con calidad HI-FI

Altavoces para exteriores: sonido de alta calidad en todo tipo de espacios

Sonorizar jardines, terrazas, porches, perímetros de piscinas para llevar al exterior de nuestra casa la música que nos gusta está en la mente de muchos consumidores, motivo por el que desde hace muchos años es posible encontrar un amplísimo abanico de sistemas de altavoces para exteriores específicamente diseñados para ello. Pero, como siempre, una cosa es hacer algo y otra muy distinta hacerlo bien, porque a pesar de que en un jardín, por ejemplo, no se suele exigir la misma calidad sonora que en una sala de estar perfectamente acondicionada, un altavoz que pueda funcionar de manera continuada en dicho espacio deberá satisfacer una serie de condiciones muy precisas en términos de resistencia a la corrosión o, por supuesto, a las condiciones ambientales y los cambios de temperatura, con lo que ello comporta en términos constructivos y, muy especialmente, de los materiales empleados.

Bajo estas premisas, en las líneas que siguen proponemos una selección de altavoces y cajas acústicas firmadas por marcas de prestigio que garantizan prestaciones y fiabilidad al máximo nivel tanto en las instalaciones más sencillas como en las más ambiciosas.

El punto de partida: entender cómo se comporta el sonido en exteriores

Un aspecto absolutamente fundamental a la hora de sonorizar un espacio exterior es, en especial si se busca un mínimo de calidad sonora, saber cómo se propaga el sonido emitido por un altavoz en dicho espacio. Hay que tener en cuenta que ahora no hay paredes o un techo para contener las vibraciones, a la vez que tenemos muchos más ruidos ambientales que en el interior (el viento, los vecinos, etc.).

Dispersión del sonido

De ahí que haya en el mercado modelos exclusivamente unidireccionales –como las cajas acústicas Hi-Fi convencionales- y otras que ofrecen un campo sonoro más amplio con el fin de asegurar una mejor difusión del sonido en el ambiente en el que nos encontremos. De hecho, este aspecto tiene la máxima relevancia si queremos un sistema que difunda nuestra música favorita en todos los espacios de nuestro jardín, por ejemplo.

Distinguir entre sistemas robustos y sistemas para todo tipo de ambientes

Se trata de una distinción importante, porque en los sistemas de altavoces pensados para funcionar en exteriores con condiciones ambientales no exigentes todos los componentes sensibles están barnizadas para soportar una exposición prolongada a la humedad sin pérdidas de calidad acústica. Sin embargo, no han sido concebidas para soportar intemperies estrictas ni temperaturas muy bajas o muy altas, por lo que su uso debería reservarse para porches., terrazas cubiertas y patios resguardados.

Alatavoces para exteriores

Por el contrario, las cajas acústicas destinadas a trabajar en todo tipo de condiciones ambientales están concebidas para resistir las agresiones del clima, lo que comporta el uso de recintos inmunes a la radiación ultravioleta (UV), rejillas de aluminio y materiales inoxidables. De hecho, los modelos más robustos pueden continuar emitiendo sonido incluso bajo lluvia intensa o con temperaturas extremas (de -10ºC a +70ºC para determinados modelos).

Un parámetro fundamental en sonorización de exteriores: la discreción

En muchas ocasiones, los altavoces para exteriores se pueden esconder donde uno menos se lo piensa. En algunos casos, adoptando la forma de una roca, por ejemplo, son visualmente discretas y a la vez permiten no sólo sonorizar una terraza, un patio o los alrededores de una piscina, sino también embellecer dichos espacios. De hecho, incluso pueden ser acompañadas por un subwoofer parcial o totalmente enterrado para que la música exhiba “calidad Hi-Fi” durante, por ejemplo, una fiesta. Otro aspecto a tener en cuenta en lo referente a la instalación es la elección entre montaje en pared o sobre una superficie. Así, los modelos para montaje en pared son particularmente indicados para las terrazas y los patios, facilitando los correspondientes soportes la ubicación y la orientación hacia la zona de escucha. Por el contrario, para un jardín o los alrededores de una piscina, los sistemas de altavoces tipo roca o los diseñados para montar sobre superficies son idóneos y pueden ser fácilmente disimulados en la vegetación.

Alltavoces de exteriores
Altavoces para exteriores enterrados NEAR

El parámetro discreción nos lleva directamente a otro de tipo práctico: el tipo de conexión empleado, léase por cable o inalámbrica. Aquí todo dependerá de la “configuración”, por decirlo de algún modo, del espacio que queramos sonorizar. Si nos resulta imposible colocar cables (complejidad del trabajo, electrónica de audio demasiado alejada) las cajas acústicas inalámbricas son una solución idónea. Pero si buscamos alta calidad sonora y/o nuestro sistema se enmarca en el contexto de un proyecto de construcción o renovación, lo más adecuado es optar por modelos con conexión por cable firmados por fabricantes de cajas acústicas de renombre. Sobra decir que en este caso habrá que utilizar cables resistentes a la radiación ultravioleta si vamos a instalarlos sobre el césped, o que toleren bien la humedad si van a estar enterrados.

Características técnicas: menos críticas que en Hi-Fi pero siempre importantes

Lo que acabamos de exponer deja muy claro que en audio para exteriores las prioridades son muy diferentes que en audio para interiores, y no digamos ya si este último es de calidad Hi-Fi o High End.

Pero, por otro lado, las exigencias derivadas de la resistencia a los elementos no tienen por qué comportar necesariamente sacrificios drásticos en materia de calidad sonora, pese a que en un espacio abierto que puede llegar a tener unas dimensiones colosales nunca se podrá lograr un determinado nivel de refinamiento tonal que, por otra parte, no suele ser prioritario. Aún así, es importante que nuestros altavoces tengan una curva de respuesta en frecuencia lo más extensa y lineal posible, y soporten potencias elevadas, aspecto este último crítico en sonorización de exteriores, por cuanto al no tener la “estancia” a sonorizar los límites físicos habituales necesitaremos más potencia (vatios) para obtener un mismo nivel de presión sonora (decibelios).

La protección IP de resistencia al agua y el polvo

Sobra decir que en función del espacio que queremos sonorizar y las condiciones meteorológicas imperantes en el mismo necesitaremos que nuestros altavoces satisfagan unas determinadas exigencias en materia de construcción y materiales. Unas exigencias que son estandarizadas por las especificaciones IP, que clasifican la resistencia de un producto para evitar la entrada de elementos sólidos y líquidos susceptibles de dañar sus componentes internos.

Así, en el caso del agua –designada por “X”- una certificación IPX-0 significa que no se dispone de ninguna protección frente al agua, mientras que un producto con certificación IPX-8 –la más exigente aunque en nuestro caso concreto no nos interesa- puede resistir el agua sea cual sea el tiempo de exposición y a una profundidad especificada por el fabricante del aparato. En cuando a la resistencia a sólidos o polvo, designada por “Y”, donde IPY-0 significa que no hay protección e IPY-5 que el producto es hermético.

Nuestra selección: lo mejor de lo mejor en prestaciones y relación calidad/precio

Los productos que figuran a continuación constituyen un exhaustivo compendio de lo que marcas mundialmente reconocidas ofrecen para sonorizar espacios exteriores de todo tipo, sea cual sea el nivel de exigencia tanto en resistencia a las inclemencias meteorológicas y a temperaturas ambientales externas como en diseño industrial, calidad de los acabados, flexibilidad de instalación y, por supuesto, calidad sonora.

Altavoces para exteriores
Altavoz para exteriores Martin Logan

Todos ellos utilizan componentes de alta calidad y materiales avanzados, a la vez que incorporan protección frente a la radiación ultravioleta y la entrada de elementos extraños. En el caso de la firma estadounidense NEAR, dedicado en exclusiva a los sistemas de altavoces para exteriores, se dispone incluso de sistemas completos, dos de ellos con electrónica de amplificación y gestión incorporada.

• Para uso en jardines, porches, terrazas y alrededores de piscinas: MartinLogan ML-75AW, MartinLogan ML-65AW, MartinLogan ML-55AW y MartinLogan ML-45AW.

• Altavoces tipo roca y para ocultar en jardines: MartinLogan ML75R, MartinLogan ML65R, NEAR IG8s2M, NEAR IG6s2M, NEAR IG4M
Paradigm Rock Monitor 80-SM, Paradigm Rock Monitor 60-SM, Paradigm GO6, Paradigm GO4 y Paradigm Surface Mount.

• Sistemas completos para ocultar en jardines: NEAR NEARSCAPES  IG44.1DSP, NEAR NEARSCAPES 4.1DSP, NEAR NEARSCAPES 4.1 y NEAR NEARSCAPES 2.1.

• Subwoofers para enterrar: NEAR IGS212, NEAR IGS12, NEAR IGS100M, Paradigm GO12SW y Paradigm GO10SW.